El concejal Buffa busca activar el Consejo Económico y Social

El Concejo Económico y Social es un organismo creado a través del artículo 149 de la Carta Orgánica Municipal que instituye la participación de diversos sectores de la sociedad y cuya función específica es la de consulta y asesoramiento para el desarrollo económico y social de la ciudad. Según lo expresado por el concejal Tomás Buffa (Juntos por el Cambio), este Consejo sería una “herramienta fundamental para descomprimir algunos conflictos sociales y una voz para que se escuche multisectorialmente todas las ideas y posibilidades para salir de la crisis social y económica”, la cual tiene varios factores como “el aislamiento por el COVID-19, la caída del barril de petróleo, sumado a la gravedad institucional provincial que acumula casi el tercer sueldo sin pagar a los empleados públicos”.

En este marco, Buffa dio ingreso a su Proyecto de Comunicación solicitando a la Municipalidad “garantice el espacio físico y las herramientas para el funcionamiento del Consejo consultivo, convocando a múltiples sectores con una representación social legitimada por cada institución”. El edil remarcó que en el organismo “obviamente también habría representantes del Ejecutivo y del Legislativo en sus distintos Bloques para tener una visión distinta”, pero aclaró que “acá no estamos hablando de una cuestión netamente partidaria, sino social”.

El Consejo Económico y Social se encuentra reglamentado por la Ordenanza 7058 del año 2000, “por lo tanto no habría que crear nada sino simplemente convocarlo, ponerlo en funcionamiento dándole las herramientas a este Consejo Económico para que pueda trabajar”, explicó Buffa. Además argumentó que “probablemente desde la clase política tenemos una visión para descomprimir la cuarentena y reactivar la producción en la ciudad, pero hablando con otros sectores sociales o colegiados se pueden plantear otras soluciones”.

Otra cuestión a remarcar es que el Consejo consultivo no generaría erogaciones para la administración municipal debido a que su reglamentación estipula la participación ad honorem de sus integrantes, provenientes de sectores de la producción y el trabajo, gremiales, profesionales, culturales, sociales, de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y de centros de estudio e investigación. Además, su carácter consultivo no compromete las decisiones del Poder Ejecutivo de forma vinculante sino que representa un asesoramiento.